¿Qué valores compartimos?

Productos de Km 0
Apoyo a los derechos fundamentales
Responsabilidad medioambiental
Productos artesanos
Bienestar social
Gestión ética

El modelo de Es im-perfect: transformador, verde y social

Es im-perfect® es la empresa de inserción laboral y de transformación alimentaria de la Fundación Espigoladors, una organización sin ánimo de lucro que, desde el año 2014, actúa sobre tres necesidades sociales a través de un modelo innovador y empoderador: luchar por el aprovechamiento alimenticio, garantizar el derecho a una alimentación saludable y sostenible para toda la población y crear oportunidades laborales para colectivos en situación de riesgo de exclusión social.

¿Cuáles fueron los primeros pasos de Es im-perfect? ¿Dónde se desarrolló el proyecto desde sus inicios?

En 2018 inauguramos el obrador de la marca es im-perfect® en el barrio de Sant Cosme del Prat de Llobregat. Así, a pocos kilómetros del Parque Agrario del Baix Llobregat -conocido como "la despensa de la región metropolitana de Barcelona"-, nacía un espacio de inserción sociolaboral y de innovación para el aprovechamiento alimentario que consolidaba el modelo circular de Espigoladors .


¿Quiénes son sus fundadores?

La Fundación Espigoladors nació de la mano de tres personas emprendedoras a raíz de la crisis social y económica de 2008.


¿Por qué nace? ¿Cuál es su filosofía?

Los efectos derivados de la crisis, entre ellos el aumento de la tasa de paro y pobreza entre la población, visibilizaron problemáticas como la falta de acceso a una alimentación saludable por parte de los colectivos más vulnerables. De forma paradójica, a esta problemática se le sumaba la del derroche alimentario, de alcance más global y con graves consecuencias ambientales. El proyecto nace, pues, de la voluntad de hacer frente a un triple reto, desde una mirada social y ambiental: reducir las pérdidas y el desperdicio alimentario, fomentar el derecho a una alimentación saludable y sostenible y generar oportunidades laborales para personas en situación de vulnerabilidad.


¿Cuántos puestos de trabajo crea?

Actualmente, la organización cuenta con un equipo multidisciplinar de más de 20 personas trabajadoras, que trabajan en áreas diversas: proyectos, sensibilización, producción alimentaria, comunicación, espigados, etc. En concreto, en el obrador generamos oportunidades laborales y formativas para personas que se encuentran en riesgo de exclusión social, especialmente del barrio de Sant Cosme del Prat de Llobregat. Desde el inicio de la actividad del obrador hemos ofrecido oportunidades laborales cerca de unas cincuentena de personas.

¿Trabaja con o por algún proyecto social o colabora con alguna iniciativa?

Espigoladors, ya en sí misma es una marca comprometida con la justicia social y la sostenibilidad ambiental. Por otro lado, tanto desde la Fundación como desde im-perfect® colaboramos y tejemos sinergias con diversas organizaciones, empresas o colectivos con quienes compartimos valores y la voluntad de trabajar para crear impacto social. Por ejemplo, los expositores de producto que facilitamos en las pequeñas tiendas donde vienen nuestro producto los elabora Aspasim, entidad que trabaja con personas con discapacidad.


Vuestra identidad territorial es muy visible. ¿Cuál es su relación con el territorio?

Nuestros productos están elaborados con materia prima de proximidad y temporada. Recuperamos excedentes de fruta y verdura de productores locales, sobre todo del Parque Agrario del Baix Llobregat, de la zona agraria de la cuenca de la Tordera o, en el caso de los cítricos, de tierras del Ebro. Uno de los objetivos de la marca y del proyecto de Espigoladors es visibilizar el campesinado y la agricultura local, acercar a la gente de la ciudad al campo, ya sea a través de una experiencia vivencial como es el espigado, como a través de los ingredientes de nuestras conservas.


¿Cuál creéis que es vuestro elemento diferencial?

Ofrecemos un producto de alta calidad y saludable (nuestras conservas tienen un porcentaje muy alto de fruta y verdura, y son 100% naturales) que tiene un impacto muy positivo, tanto ambiental como social. Detrás de nuestro claim, "damos segundas oportunidades a frutas y verduras feas ya personas bonitas", hay un compromiso en la lucha contra el desperdicio alimentario, uno de los grandes problemas ambientales de nuestro tiempo, ya favor de la justicia social y la creencia de que todo el mundo tiene derecho a un puesto de trabajo digno.