¿Qué valores compartimos?

Productos de Km 0
Apoyo a los derechos fundamentales
Productos ecológicos
Responsabilidad medioambiental
Gestión ética

Conocemos a BdeGust y sus cervezas comprometidas

El proyecto nació poco más de 3 años, cuando después de haber vuelto a trabajar del extranjero (Estados Unidos, Suiza y Australia) decidimos crear una empresa en casa, como nos gustaría que todas las empresas fueran: comprometidas con el su entorno.

¿Cuáles fueron los primeros pasos de BdeGust? ¿Dónde se desarrolló el proyecto desde sus inicios?

Nace en Caldes de Malavella, en una masía del s. XVI, localización que nos permite cultivar nuestros propios ingredientes.


¿Quiénes son sus fundadores?

Blanca y Lluís, pareja y socios co-fundadores.


¿Por qué nace? ¿Cuál es su filosofía?

Para que el consumidor disfrute de un producto artesano de calidad, y al mismo tiempo, genere impacto positivo en su entorno: En nuestra sociedad, en nuestro planeta y en todos los habitantes/animales con los que lo compartimos.


¿Cuántos puestos de trabajo crea?

Actualmente, BdeGust cuenta con 3 trabajadores.


¿Trabaja con o por algún proyecto social o colabora con alguna iniciativa?

Sí, es una de las principales razones de ser de BdeGust. Realizamos diversas colaboraciones permanentes con fundaciones, ONG y asociaciones del territorio.

Vuestra identidad territorial es muy visible. ¿Cuál es su relación con el territorio?

Intentamos que nuestro compromiso sea de 360 ​​º. Emplear a personas en riesgo de exclusión social y/o laboral, elaborar una cerveza ecológica (tanto el producto en sí, como todo lo que la rodea, desde la elaboración de materia prima de KM-0, packaging sostenible, distribución de baja emisión, etc.), en la masía hacemos gestión de márgenes para garantizar el movimiento de la fauna, tenemos un proyecto de conservación de abejas silvestres, etc.


¿Cuál creéis que es vuestro elemento diferencial?

Somos la única cerveza comprometida al 100%. Entendemos que si queremos generar impacto positivo, debemos ser coherentes en nuestra totalidad. No entenderíamos ser ecológica, pero no ser vegana, o social. Si cuidamos de nosotros, debemos cuidar de nuestro planeta y de los animales que lo hacen tan único e increíble.